Testimonios

Primero que nada, aquí os dejo un video de nuestro queridísimo compañero Vicente Villa, de Madrid, donde nos cuenta su experiencia como facilitador de esta técnica.

 

 

V.M.A. (creativo – 32 años; diabetes tipo 2 y cuadros de ansiedad)

(TRAS LA 1ª SESIÓN): ” Estoy bien. No salí del tedio pero pasé muy buen finde y me cargué de energía. Tengo subidas y bajadas… Antes, más bien, era todo a la baja. No sé si tendrá algo que ver pero… me descubro sonriendo de vez en cuando sin ton ni son… y me gusta! También tuve algún día con mucha lucidez y chispa, cargadito de flow… Aprovecho la ocasión para saludarte atentamente”.

 

A.A.P. (diseñadora – 32 años; desorientada)

“Mi experiencia con la PH y la PHE se remonta a agosto de 2011. Acababa de quedarme en el paro. Recuerdo que al año de haber empezado estas sesiones hice un feed back de los eventos de mi vida ocurridos hasta la fecha y advertí, muy asombrada, que tras cada sesión mi vida se reorganizaba “casi por arte de magia” (esto no quiere decir que estos ajustes hayan sido siempre agradables, pero ahora soy consciente que formaban parte del proceso). Tras cada sesión me hacía más y más consciente de la situación por la que estaba atravesando (era como si me quitaran la venda de los ojos!) y en cada momento fui capaz de tomar las decisiones más apropiadas para mi evolución personal, las cuales sentía como SALÍAN DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MI SER… SIN ESFUERZOS… SIN CONDICIONAMIENTOS… SIN CONSULTARLO PREVIAMENTE CON NADIE… ERAN COMO VERDADES ABSOLUTAS… era como si por fin hubiera tomado LAS RIENDAS DE MI VIDA… me sentía capaz de todo, con energía, con fuerza… Los patrones de miedo, “no soy capaz”, “no sé qué hacer”, sumisión, pereza… se rompían y desaparecían… En el último medio año decido recibir sesiones cada 15 días. Es como ser un móvil y que te recarguen la batería y te descarguen las últimas versiones; ó ser un coche y que te lleven al mecánico. Se acabó el agotamiento, el cansancio, la desorientación… Por fin sé lo que quiero en mi vida y lo creo cada segundo: toda mi energía la siento por fin focalizada… sin esfuerzo! Ahora todo fluye y me siento más realizada que nunca. También he aprendido a escucharme… Palabras como “te veo más guapa”, “te veo mas estable”, “tienes mejor aspecto”… las escucho a menudo y me reafirman el echo de que son simplemente el reflejo de la transformación interior que estoy alcanzando gracias a la PH y PHE. Por nada del mundo abandono esta fuente inagotable de energía que me proporciona el trabajo realizado tras cada sesión… Nuevas versiones de mí misma están aflorando… y me gusta! Esto va a más y lo mejor de todo, es que no me lo pienso perder!… Te apuntas a la PH y PHE Experience?”

 

M.P.S. (dependienta – 33 años)

(TRAS LA 1ª SESIÓN): “Creo que no era consciente de que no estaba bien…de lo único que tenía ganas era de “tener ganas” de algo… falta de motivación quizá…esperando una llamada… y después de la primera sesión sólo sentí relajación.y como si los “problemas” fuesen efervescentes… empecé a tomar otra actitud ante las cosas… a darme cuenta que lo que llamaba “estoy bien”… no era más que un “estoy acostumbrada a estar así”. Poco a poco fui tomando decisiones para conseguir estar mejor… y como la ley de la atracción dice, sólo me vienen cosas buenas porque es lo que estoy atrayendo”.

(TRAS LA 2ª SESIÓN): “…todo iba ya rodando de tal forma que ya no estoy al lado del telf esperando ninguna llamada, me siento fuerte… con ganas suficientes de empezar en otro sitio si hace falta… y en eso me encuentro ahora mismo.. en un cambio, una posible mudanza… y con muuuuchas GANAS de VIVIR, no sólo de “estar””.

 

V.B.S. (comercial – 34 años)

(TRAS LA 1ª SESIÓN): “Aunque soy escéptico en estos temas, decidí probar y la verdad es que, ya sea por efecto placebo o porque realmente funciona, rápidamente noté mejoría. Destacar lo relajado que te hace sentir en todo momento la terapeuta”.

 

C.J.N. (comercial – 31 años)

(TRAS LA 1ª SESIÓN): “A las horas de haber realizado la primera sesión sentí dolor de cabeza, tranquilidad, relajación, ganas de estar sola… conmigo misma (que me encanta) y sensación de querer llorar… Al día siguiente tenía más hiperactividad de lo normal, ansiedad y un poco de angustia… Siento como si por dentro se estuviera rompiendo algo…”.

Un pensamiento en “Testimonios

  1. Hola, yo tambien recibo sesiones de ph y phe y el proceso interior q llevo me permite sentir más confianza en la toma de decisiones y una visión más amplia sobre las circunstancias q se presentan reconociendo la letra pequeña q hay en ellas.

Deja un comentario