Bioenergética de Vanguardia con Bioinformación Cuántica (PHE OP)

cache_2430045044Al desarrollo de la ciencia y la tecnología siempre ha estado unido el cultivo de la inmensidad interior de nuestro ser. La historia de la humanidad nos recuerda la aparición de importantes figuras sin cuyos descubrimientos no hubiese sido posible la aparición de las bases de las más importantes Medicinas Naturales de la actualidad, en las cuales aún se sigue investigando y descubriendo importantes caminos.

El facilitador de P. H. E. es consciente de que pasó a la historia el terapeuta del siglo pasado. Ha comprobado que no es posible la verdadera salud si no se logra trascender la visión que coloca a unos profesionales tratando de sanar teniendo en cuenta sólo la Función, y a otros sólo la Estructura del cuerpo humano.

Sabemos que vivimos en un mundo bipolar y que la armonía está en el camino del medio.
Luego no podemos seguir el camino de Oriente cultivando un sólo polo ni el de Occidente
cultivando el otro.

¿Quieres una verdadera salud que cultive tu bio-potencialidad evolutiva? Cultiva un tercero, ten en cuenta la bio-energía. Una bio-energía sutil que integra los movimientos de la mente y de la conciencia.

¿Cómo haré eso? Asumiendo la vía de la bio-información cuántica.

¿Por qué necesito asumir esto? Porque el mundo a tu alrededor ya ha asumido velocidades cuánticas en datos, en acontecimientos, en cambios drásticos e inesperados en tí mismo y en otros, en visiones etc. Tú ya eres parte de un mundo cuántico. Además vives en un planeta que se desplaza a 30 kilómetros por segundo alrededor del sol.

Si eres profesional de la salud compruebas a diario que tus clientes necesitarían estar
informados y tratados de muchos aspectos que ignoran y que, aunque lo supiesen, no pueden pasarse la vida de un terapeuta a otro. Las personas necesitamos un atajo por el que llegar con rapidez a una solución que integre la optimización de la salud y la experiencia de la sincronicidad en nuestra vida cotidiana.

Si colaboras con los demás en lo relativo a su salud tú eres un artista. Y como tal, tu técnica ha de llevarlos más allá de su yo-condicionado, de sus patrones mentales y corporamentales que los alejan de su verdadera esencia, a su yo-cuántico, a ese lugar de sí mismos donde pueden percibirse con la capacidad de decidir a favor de su salud, de sus pensamientos positivos, de sus emociones motivadoras etc., a ese lugar donde uno es el mejor alimento de uno mismo y se entrena en el nuevo camino cambiando. Colabora con ellos con una medicina cuántica natural de vanguardia, tus nietos te lo agradecerán.

Y si eres alguien que sientes que puedes sacarte mucho más provecho a ti mismo, vente a la P.H.E. y bio-infórmatecuánticamente.
¿Que cómo sabes que necesitas bio-infórmate cuánticamente? Porque a menudo vas sintiendo que el mundo va más rápido que tú, porque tus gastos se hacen incontrolablemente veloces, porque a veces persigues necesitando una realización que se aleja en el horizonte, porque también sientes por tus venas que eres capaz de darle la vuelta a todo y sabes que has de vivirlo y contarlo, porque hallas a tu bio-creatividad teniendo celos o comparándote con la de otros? Tú te mereces una velocidad de crucero estable, y presientes con razón y con instinto que tiene que existir la forma de lograrla en alguna parte.

Los grandes descubrimientos del siglo pasado nos han aportado una velocidad y complejidad que necesita de nuevas herramientas con las que no sólo nos entrenemos a ser más eficaces sino a tener una visión de síntesis con la que encontrar atajos que nos conduzcan al unísono a tener más capacidad económica con mejor salud y realización personal. El facilitador actual es un híbrido que por lo menos integra lo mejor del quehacer del sabio del cuerpo, del de la psique y del artista que, habiendo afrontado o afrontando su propio laberinto, puede hacer de serpa con los otros.

La P.H.E. no nació de la noche a la mañana. En el comienzo de su historia tuvo que haber
hombres que trascendieron no sólo la visión de los de su tiempo, sino culturas y continentes, arriesgando sus vidas por lograr sus objetivos de llevar al mundo a mejor.

A mediados del siglo XIII, Marco Polo abrió el camino con Oriente y divulgó sus experiencias.

Aún así, Occidente siguió mirando a Oriente sólo con visión colonizadora y no fue la curiosidad por sus inmensas riquezas culturales y espirituales lo que cambió la forma de verlo, sino la mediación de la dura necesidad más el coraje y la decisión de otro gran viajero: George Soulié de Morant. (París 1878-1955).

George Soulié de Morant. (París 1878-1955).

Deja un comentario