El Holograma

El holograma es la representación gráfica de las energías de un ser vivo, donde veremos representadas tanto la parte material, mental, emocional y espiritual del individuo.

El origen de la palabra holograma es griego y significa EL TODO, LA TOTALIDAD DEL SER.

A través del holograma podremos percibir cualquier alteración que ocurra en nuestro campo energético y en nuestro campo físico (hemos de recordar que la parte física y energética de nuestro organismo está relacionada de tal manera que cualquier alteración en el cuerpo físico vendrá reflejada también en nuestra energía y por lo tanto la podremos percibir a través del holograma).

Podemos ver también un holograma como una radiografía, donde aparecen representados todos los problemas que pueda tener una persona en un momento dado, sean estos de carácter físico ((enfermedad), de carácter psicológico (depresión) o de carácter espiritual. Lo que permite el holograma es que aquello que había quedado desestabilizado se vuelva a estabilizar. Y permite también ver cómo la persona está viviendo en un momento dado, cómo percibe el mundo exterior y cómo éste afecta a su interior.

El holograma se basa en la teoría de que EL TODO ESTÁ REPRESENTADO EN CADA UNA DE LAS PARTES QUE LO FORMAN,  la cual cosa quiere decir que en nuestras células encontraremos toda la información referente a nuestra persona, todo lo físico, emocional, mental y espiritual.

Esta información de nuestro ser queda sobretodo reflejada en nuestro ADN.