La Auriculomedicina, 1966

1313688207_240407003_1-Fotos-de--consulta-biomagnetismo-y-auriculoterapia-en-comuna-de-maipu-748-20-78

La auriculomedicina aparece en el año 1966 cuando Nogier ya tuvo preparada la cartografía (mapa) de la oreja y descubrió las leyes de diagnóstico y tratamiento.

Podemos definir la auriculomedicina como un método de diagnóstico y tratamiento basado en la toma del pulso y la medición de los puntos dolorosos de la oreja que reflejan el origen de la patología.

Nogier se dio cuenta de que la oreja no sólo se asemejaba a un recién nacido sino que además guardaba un recuerdo embriológico. El pabellón auricular está dividido en tres zonas, cada una de las cuales está formada por tejidos embrionarios diferentes y su zona representa todos los órganos con el mismo tejido embrionario (endodermo, mesodermo, ectodermo).

images (6)

El descubrimiento del RAC en 1968 (Reflejo Aurículo-Cardíaco) fue muy importante en el desarrollo de la auriculoterapia. Nogier, en su experiencia de tomar el pulso mientras buscaba los puntos de la oreja, se dio cuenta de que cuando tocaba la oreja del paciente, el pulso tenía una variación que se normalizaba en cuanto la dejaba de tocar.

Pero el RAC pasó a llamarse VAS (Variación de una Onda Estacionaria en el Sistema Arterial) cuando se descubrió que no era un simple reflejo, sino una información que estaba directamente relacionada con nuestro SNC (Sistema Nervioso Central). El VAS funciona de la siguiente manera: las ondas se expanden hacia la periferia pero, cuando tocan las paredes de la arteria, tiene un movimiento de vuelta, provocando una interferencia. Esta diferencia da lugar a una onda estacionaria que no se mueve (es circular), el riego sanguíneo se levanta y cae sobre el mismo punto, dando lugar a una señal.

El VAS responde a un fenómeno complejo según el cual “EL CUERPO HUMANO REACCIONA A ESTÍMULOS EXTERNOS POR UNA RESPUESTA VASCULAR INCONSCIENTE”.

Podríamos asimilar este sistema a un computador formado por:

  • un receptor de información: la piel
  • una memoria: el cerebro
  • una impresora que entrega las respuestas: el VAS a través del pulso