El agujero negro y la Terapia Holográmica

Nos interesa conocer le funcionamiento del Universo porque el hombre es un holograma de todo lo que le rodea, de manera que, entendiendo el funcionamiento del universo entenderemos el funcionamiento del hombre.

Sabemos que un cuerpo negro en física es algo capaz de absorber y emitir todas las radiaciones. En el cuerpo humano tenemos la piel, que actúa como cuerpo negro porque es capaz de absorber y emitir radiaciones. Además, acabamos de ver que el agujero negro puede tener un comportamiento similar al del cuerpo negro, por esto que en la T.H. consideramos la piel como un agujero negro.

La teoría del Big Bang nos permite pues, hacer un paralelismo con la T.H. para poder estudiar el funcionamiento de nuestro organismo y ver cómo nuestro cuerpo responde a estos mensajes que recibe de una forma constante del mundo exterior e interior. Porque si consideramos la piel como un gran agujero negro, veremos que constantemente está absorbiendo informaciones del exterior que transmuta para devolverlas hacia afuera. Porque aunque nosotros no somos conscientes de ello, vamos absorbiendo y emitiendo energía en un movimiento constante y esto sucede cuando respiramos, cuando nos movemos…

Este paralelismo también nos permite hacer un diagnóstico y saber hacia dónde se está desarrollando la patología, si está en expansión, si está estancada o si ya va en retroceso.

El ciclo del agujero negro está muy relacionado con nuestra vida. En el momento de nacer podríamos decir que somos como un quasar que proviene de un agujero negro y que está en una expansión permanente, pero a medida que pasa la vida, vamos acercándonos hacia el agujero negro, volviendo al inicio para volver a empezar el ciclo otra vez.

En la T.H. se parte del concepto que el hombre tiene una vida durante la cual se van desarrollando las diferentes existencias.

Tomaremos la vida como una línea que aparece en el principio del tiempo y no acaba hasta el final de los tiempos. En esta línea se van sucediendo las existencias, que son las vidas que vivimos en este momento, la experiencia actual, que empieza el día que nacimos y acabará el día que nos muramos.